la perdida mirada

A veces mi mirada choca con los ojos de alguien en la calle, y nada me perturbaría en este hecho, si no fuera porque siempre veo miedo en los ojos que me ven. Camino mirando a todos lados sin ver a dónde voy. No veo nada realmente y veo todo falsamente. El tiempo sigue jugando y yo abro caminos a sitios conocidos en un ambiente ajeno pero sin amenazas. Siento a veces, cuando mi mirada choca con los ojos de alguien en la calle, que la amenaza podría ser yo. No hay otra explicación para este miedo percibido en los ajenos ojos. Quiero olvidar las miradas de miedo, solo quiero recordar una mirada, su mirada, una mirada inolvidable, una mirada regalada todos los días, una inspiradora mirada que enamoraría al más insensible de los hombres, una mirada que ya no se consigue por más ojos que se busquen. Sigo caminando no viendo nada y sintiéndolo todo. Pocas miradas en mí. Se siente extrañamente bien. De pronto me llama, quiere que duerma, quiere que cierre mis ojos y abra mi mirada. Creo que solo con los ojos cerrados volveré a verla devolviéndome con infinito amor su mirada.

11/05/16

Anuncios

Acerca de esquizonauta

Me gusta bloguear sobre curiosidades o cosas que poca gente conoce. También amo la poesía y de vez en cuando escribo y publico mis propios pensamientos. Este blog lo escribo para cuando esté anciano y tenga alzheimer poder recordar la música y pensamientos de mi juventud.
Esta entrada fue publicada en curiosidades, poesia, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s