He aprendido…

Por su origen, los actos artísticos contienen en sí mismos agentes insanos y antisociales. Admito esto sin paliativos. Precisamente por ello, no son pocos los autores (y en general los artistas) que se degradan en relación a los estándares que marca la vida real o que se envuelven en el hábito de lo antisocial. También esto puedo comprenderlo. O, mejor dicho, son fenómenos innegables.

  • Haruki Murakami – De qué hablo cuando hablo de correr.
Anuncios

Acerca de esquizonauta

Me gusta bloguear sobre curiosidades o cosas que poca gente conoce. También amo la poesía y de vez en cuando escribo y publico mis propios pensamientos. Este blog lo escribo para cuando esté anciano y tenga alzheimer poder recordar la música y pensamientos de mi juventud.
Esta entrada fue publicada en curiosidades, He aprendido.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s