He aprendido..

Si estas afligido por cualquier cosa externa, el dolor no está en la cosa como tal, sino en tu estimado de ella; por lo tanto, tú tienes el poder de revocarla en cualquier momento.

– Marco Aurelio

A todos se nos dificulta entender como tomar el control de nuestras preocupaciones. Las preocupaciones parecen ir más allá de nuestra persona, por lo tanto, fuera de nuestro control.
Como si la preocupación tuviera un 100% chance de suceder. Incluso cuando nos damos cuenta que estas preocupaciones son irracionales, no podemos convencernos de que de hecho son irracionales, seguimos engañándonos para creer que sucederá.

El estoicismo dice que todo lo que puedes controlar es tu reacción (pensamientos) sobre una situación. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero en teoría, es seguro decir que, si dejas de ver las cosas como el fin del mundo, serían más fáciles.

En particular, deberíamos causarnos periódicamente la experiencia de la incomodidad que podríamos fácilmente haber evitado, podemos lograrlo vistiéndonos poco para un día frío, o darnos una ducha de agua helada, sentir hambre o sed, o dormir en una cama incómoda teniendo una suave.

No hacemos esto por masoquismo, en cambio se usa la incomodidad para aumentar la apreciación por lo que actualmente tenemos

En muchas maneras una ducha fría, nos hace aceptar voluntariamente la incomodidad del frío, una decisión no obligatoria para nosotros que esencialmente nos inmuniza para las dificultades físicas y mentales de futuros momentos.

Epictetus aboga por la incomodidad intencional.
“Pero ni siquiera un toro, o un hombre de espíritu noble llega a ser lo que es todo en un solo momento; él debe pasar por un fuerte entrenamiento de invierno, y prepararse a sí mismo, y no lanzarse rápidamente hacia lo que no es apropiado para él.”

Anuncios

Acerca de esquizonauta

Me gusta bloguear sobre curiosidades o cosas que poca gente conoce. También amo la poesía y de vez en cuando escribo y publico mis propios pensamientos. Este blog lo escribo para cuando esté anciano y tenga alzheimer poder recordar la música y pensamientos de mi juventud.
Esta entrada fue publicada en curiosidades, He aprendido.... Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s